De visitantes a compradores

Comercio social: Qué es y cómo empezar

miércoles, 30 de marzo de 2022
Social commerce: what it is and how to get started

Es un hecho que nuestra forma de comprar está cambiando.

El año pasado, el índice minorista de IBM descubrió que la pandemia había adelantado el cambio de las tiendas físicas al comercio electrónico aproximadamente 5 años. De hecho, durante la pandemia fuimos testigos del auge del comercio social, con un gasto publicitario en redes sociales que alcanzó máximos de hasta 41.500 millones de dólares en 2020.

El crecimiento es tan rápido que se prevé que China llegue a los 446,8 millones de compradores sociales en 2023 y el comercio social podría alcanzar 604.500 millones de dólares en 2027.

Pero... ¿Qué es exactamente el comercio social?

El comercio social es una parte del comercio electrónico que utiliza las redes sociales y la interacción social para impulsar la compra y venta online de productos y servicios.

En este artículo, veremos los tipos de comercio social que existen actualmente, te daremos consejos para que puedas ofrecer buenas experiencias a los compradores sociales y analizaremos lo que puedes hacer para generar confianza directamente en los canales sociales.

1. Elige la plataforma social apropiada

Hoy en día, existen tantas plataformas sociales diferentes que resulta esencial elegir la plataforma adecuada para aumentar al máximo las posibilidades de éxito con el comercio social.

La plataforma idónea es aquella en la que se encuentra tu público objetivo y debe funcionar bien con el tipo de productos y servicios que vendes. Para ayudarte, hemos confeccionado una lista con canales que actualmente ofrecen algún tipo de comercio social.

1. Pinterest

¿Sabías que el uso de las herramientas de Pinterest Shopping aumentó un 350% en 2020?

Pinterest es una plataforma social para compartir imágenes diseñada con el fin de descubrir y guardar ideas en Internet mediante imágenes, GIF animados y vídeos. Es una buena plataforma para, por ejemplo, empresas de artículos para el hogar, empresas del sector de bodas o tiendas de manualidades.

2. Instagram

Instagram no necesita presentación. Es una de las plataformas sociales más utilizadas entre todos los grupos de edad. Es una maravillosa fuente de inspiración y muchos influencers utilizan diariamente Instagram para promocionar diferentes productos y servicios ante sus seguidores. Instagram hace que sea sencillo etiquetar los productos nombrados en la entrada publicada y así poder dirigirse directamente a los consumidores haciendo referencia a los productos por los que han mostrado interés.

3. Tiktok

TikTok ha sido descargada más de 3.000 millones de veces. La plataforma alberga una gran variedad de vídeos de formato corto creados por los usuarios sobre temas de humor, acrobacias, trucos, chistes, bailes y entretenimiento en general con una duración de entre 15 segundos y 3 minutos. TikTok tiene un público más joven y es ideal para aquellas empresas que venden productos no muy sofisticados como, por ejemplo, artículos de cocina.

4. Facebook

El 36,8% de la población mundial utiliza Facebook todos los meses. Facebook es una de las redes sociales más antiguas y permite a los usuarios conectarse, compartir, comprar, vender, etc.

Si bien Facebook es la red social más grande que existe, su usuario prototípico ha cambiado ligeramente a lo largo de los años. Pese a tener la reputación de ser una red 'viejuna', el 26,4% de los usuarios son milenials. Dicho esto, más del 36% de los usuarios de Facebook tienen 45 años o más.

5. YouTube

YouTube es el segundo sitio web más visitado del mundo. YouTube es una plataforma social propiedad de Google en la que se comparten vídeos online y que cuenta con más de 1.000 millones de usuarios mensuales que, en conjunto, miran más de 1.000 millones de horas de vídeo al día. YouTube puede ayudar a que los consumidores tengan un conocimiento más detallado de tus productos o servicios. Es posible que los compradores quieran ver vídeos sobre un producto que les interese antes de comprarlo y YouTube es excelente para ese objetivo.

2. Ofrece buenas experiencias a los usuarios de las redes sociales

La experiencia de compra a través de las redes sociales es importantísima, ya que es lo que te representa a ti como empresa. Una buena experiencia del cliente en las redes sociales puede ayudarte a aumentar tu tasa de conversión.

Consejos y recomendaciones:

1. Dirígete al público apropiado

Es esencial dirigirte a la audiencia correcta y escoger la plataforma social más indicada para tus productos y servicios.

Si tus productos van dirigidos a un grupo demográfico de mayor edad, es preciso que elijas la plataforma social adecuada para llegar a tu audiencia. Y, si tu audiencia es un público más joven, también debes pensar muy bien tu estrategia en las redes sociales.

Tu producto también juega un papel central. Algunos productos se venden mejor en TikTok o YouTube y otros en Pinterest o Instagram.

2. Interactúa con los usuarios

Informa a los seguidores sobre tu marca y tus productos o servicios

El 37% de los consumidores dice que las redes sociales son su principal fuente de inspiración para comprar, por lo que las publicaciones promocionales deberían ser parte de tu estrategia publicitaria. Sin embargo, las publicaciones que promocionan directamente tus productos deben ser solo una pequeña parte de tus publicaciones.

Cuando estés creando tus publicaciones promocionales, incluye un motivo por el que los compradores deberían adquirir tu producto en ese momento. Una razón podría ser un descuento por tiempo limitado o animarles a ser los primeros en disfrutar de ese producto. También puedes, por ejemplo, usar el FOMO ("fear of missing out" o temor a perderse algo) dando a conocer la cantidad de gente que ha comprado ese producto en las últimas 24 horas. No olvides incluir también imágenes de buena calidad.

La compra a través de dispositivos móviles es cada vez más popular, el 45% de los consumidores ha aumentado sus compras a través de dispositivos móviles desde el inicio de la pandemia COVID-19; por eso, las publicaciones promocionales deberían crearse como publicaciones para comprar.

Esto significa que los clientes deberían poder comprar de manera muy fácil tu producto directamente en las redes sociales. ¿Sabías que cada mes 130 millones de cuentas de Instagram interactúan con una publicación comercial para obtener más información sobre un producto? Si aún no estás aprovechando las posibilidades del comercio social, esta podría ser una buena oportunidad para empezar.

3. Pide reseñas

Sabemos lo importante que es para los clientes poder comunicarse con las empresas a través de los canales sociales durante el proceso de compra y también sabemos que las opiniones online pueden atraer más clientes a través de las plataformas sociales.

Compartir opiniones verificadas en las redes sociales puede ayudarte a que tu contenido sea personal y actualizado, a la vez que te ayuda a destacar frente a la competencia y hace crecer tu reputación online.

3. Genera confianza con la ayuda de tus propios clientes

Los consumidores de hoy día investigan mucho más antes de comprar y confían menos en las empresas que hace unos años, por lo que estas deben duplicar su esfuerzo publicitario si quieren mantenerse en la cima.

Para destacar frente a la competencia en el comercio social es esencial incorporar transparencia y autenticidad al recorrido de compra de tus clientes. Cuanta más información puedan encontrar los consumidores sobre tu empresa, tus productos o tus servicios en las redes sociales, mucho mejor.

Al mostrar las opiniones de los clientes, las empresas pueden optimizar todos los puntos de contacto del recorrido de compra y asegurarse de que los clientes potenciales reciben señales de confianza y pruebas sociales al utilizar los canales sociales.

Estas son algunas formas de difundir la voz de tus clientes en los canales sociales:

  • Generador de imágenes de Trustpilot
Trustpilot’s Image Generator
  • Integración Trustpilot x Hootsuite
Trustpilot x Hootsuite integration
  • Contenido generado por el usuario
User-generated content

Es evidente que estamos cambiando nuestros hábitos de compra. El auge del comercio social en los últimos años ha cambiado por completo la forma en que las empresas interactúan y se relacionan con su audiencia en los canales sociales.

Generar confianza directamente en las redes sociales puede ser complicado. Sin embargo, el hecho de mostrar el aval de terceros como, por ejemplo, las opiniones verificadas online, puede ayudar a aumentar la confianza del consumidor en tu marca cuando intente comprar a través de alguna red social.

Si quieres más información sobre cómo puede Trustpilot ayudarte a generar confianza en este mundo del comercio social, te invitamos a ponerte en contacto con alguno de nuestros expertos. El proceso es muy fácil y rápido. No tienes más que hacer clic en el enlace de aquí debajo:

Compartir

Casos parecidos